lunes, 3 de agosto de 2020

Tiempos que se van, tiempos que se vienen...





La última vez que escribí en el blog aún no se habían dado las configuraciones que han dado paso a toda la situación en la que nos encontramos.
No sentía la necesidad de escribir sobre ello porq muchos compañeros lo hacían y muy bien. 

Siempre he dicho que sólo escribo cuando lo siento, cuando tengo algo que aportar, y aunque no sé muy bien si lo haré, sí sé que ha llegado el momento de explicar cómo vivo todo esto.

En primer lugar, la conjunción histórica de Plutón /Saturno en Capricornio, de la que tanto se ha dicho y escrito, es diferente a la anterior conjunción en Cáncer, sobre 1914, (primera guerra mundial, pueblos enfrentados, familias destruidas) todo obedecía a grandes cambios que se producían en el seno mismo de lo que sostenía la sociedad de la época.

Cuando estos dos gigantes se encuentran, y no hablo de tamaños de planetas sino de sus influencias en nuestras vidas, nada queda igual, hay un profundo antes y un absoluto después, como una gran muerte que precede a un no menos gran nacimiento.

Es cierto que vivimos en una dimensión ciertamente extraña para el alma, cuya patria es la luz infinita que le da la vida. Es extraña porq cuesta mucho adaptarse a un cuerpo y sus necesidades en todo orden. Cuesta adaptarse a una sociedad, a cualquiera en las que hayamos vivido a lo largo de los eones en la rueda particular de reencarnación de cada cual.

He ido comprobando a lo largo de los años que no nos sabemos manejar muy bien, es difícil no perderse en los meandros de la supervivencia y es fácil perder de vista quienes somos realmente, luces, luces brillantes, opacadas por la inmersión en la carne, en un cuerpo que es bien bien un mundo en si mismo, un Universo, con sus mundos bien definidos, en un calco de lo que es arriba es abajo. 

Nosotros vivimos en un macrocuerpo macrocósmico como enzimas y en nuestro cuerpo pasa lo mismo, millones de seres vivos que tienen su propia vida aunque el mundo de lo micro se nos escape totalmente así como no podemos comprender la totalidad del ser que habitamos, ni como evoluciona, ni como se desarrolla ni quien es ni cómo es. Apenas si rozamos nuestro propio mundo interno consciente, mucho menos el inconsciente y menos aún todos los mundos, arriba, abajo, en ancho y en alto, nada. Creemos saber pero apenas rozamos el conocimiento… 
Sabemos lo que sabemos, que es a lo máximo que el estado profundo de consciencia adquirida, tras mucho trabajo interno a lo largo de las vidas, nos ayuda a alcanzar.

Porqué reflexiono sobre esto, pues prq en realidad, todo, va de esto…

No hay razón alguna, más que la de una necesidad evolutiva dictada por el gran hacedor, para querer venir a complicarnos la vida tantas veces y durante tanto tiempo, suerte que para hacerlo más digerible, cada noche, volvemos a casa a recargarnos. Soñamos, y creemos que eso que vivimos, es a donde vamos, pero tan sólo es una parte. 
Clases de experiencias oníricas hay muchísimas: lúcidas, cuando somos conscientes de que soñamos, terapéuticas, porq comprendemos procesos que la vigilia no ha logrado despejar, pesadillas, donde el alma se revuelve porq nos avisa de que algo hay que resolver, revisar, desentrañar y tantas otras formas de sueños con sus simbolismos arquetípicos,  Otros, son más personales, según las vivencia de cada cual.  Pero, eso no es el hogar, la luz que habitamos,  de la verdadera patria del ser, no solemos acordarnos, o nadie quería volver...

Cierto es también que, cuando la experiencia en este formato vital, en esta dimensión material, merece la pena, entonces, la vida, toda entera, la del alma y la del cuerpo se equilibran dentro y fuera y estamos en el paraíso… 
Cuando se logra ese estado, todo está bien, estar en la carne o estar fuera, porq hemos logrado el objetivo, comprendemos porqué hemos encarnado; al menos eso infiero de todas las experiencias vividas y desde el estado de mi propia consciencia. He podido llegar a entender algunas cuestiones, imagino que habrá mucho más…infinitamente más, pero, paso a paso, dimensión a dimensión…

¿Porqué es tan importante este tiempo? Todos los son, desde luego, pero este es crucial porq estamos a punto de cambiar de Era. 2000 años bajo el signo de Piscis, bajo el elemento agua, bañado por la sumisión, el pecado y la culpa, bajo un diseño oscuro de unos seres que adquirieron las palabras del más grande avatar que ha tenido nuestra historia, o uno de los más grandes y las tergiversaron a su imagen y semejanza. A imagen y semejanza de sus corruptos corazones que no entendieron qué traía ese ser como semilla evolutiva y subjugaron a la masa. 
Digo masa porq siempre existe el libre pensador, los libre pensadores que van por su cuenta a través de sus vidas, intentando alcanzar por si mismos esa autorrealización que los lleve al paraíso interno, a la fuente que mana desde el corazón conectado al corazón del Creador.

Libre pensadores que tuvieron que pagar un alto precio, siendo unas veces hombres y otras mujeres, porq el alma encarna en el genero que necesita por necesidad evolutiva. 
Muchas almas fueron perseguidas, torturadas, quemadas, sabios, sabias y… todos esos seres están hoy aquí, no me cabe duda, porq su lucha y su consciencia merecen estar en el final de una era y el nacimiento de otra. Han pasado muchos años, muchas vidas, lucharon por mantener viva la semilla que dejó aquel ser que vino a traer la luz, y la oscuridad jamás consiguió apagarla.

Plutón y Saturno en su inconmensurable e irrebatible fuerza, traen esta vez la destrucción de un sistema, hablamos de Capricornio, el regente de casa 10, el poder, la vida social, las finanzas, la autoridad en la cúspide del poder…El abuso del poder piramidal, la obscenidad conque han utilizado ese poder, la confabulación de las estructuras religiosas con los poderes reinantes o gobernantes, todo eso, por más que parezca que están a punto de conseguir lo que quieren, es mera fantasía de sus mentes enfermas. Ellos, no están por encima de las leyes universales, por encima de La Fuerza Creante, muy al contrario, son sus servidores y probadores de las consciencias que deben despertar y aprietan y aprietan y cómo! Y cuanto cuesta ver la luz entre tanta oscuridad…

El mundo sigue dividiéndose entre los libre pensadores y la masa gregaria que sigue creyendo cuanto le cuentan, antes desde el púlpito y hoy desde la televisión…
Afortunadamente, los seres con pensamiento propio están y son, somos,  cada vez más numerosos. Y eso asusta y retrae a la oscuridad que está dando los últimos coletazos del dragón, herido está de muerte.

A lo largo de los eones vividos por nuestro planeta, muchas han sido las civilizaciones que lo han habitado, siempre en ciclos ligados a los astros, moviéndose en una perfecta armonía a través de nuestra galaxia. 
Estamos a punto de la extinción de la que conocemos y desde luego nadie sabe cómo, pero cuentan los sabios, que sí la última y conocida por todos como la civilización atlante desapareció bajo las aguas, parece que esta lo hará por el fuego. Aunque creo que esta vez, es tan importante este ciclo que los 4 elementos ya están trabajando juntos para ayudar al planeta a una evolución que se ha ganado a pulso soportando cuanto hemos querido hacer en ella y con ella… 

Ella no nos necesita para nada, y no podemos destruirla como criatura maravillosa que es, amada por la creación como una de las perlas más hermosas de toda nuestra galaxia. Pienso en ella y la siento profundamente, como una amiga, como una madre, como un ser con quien me siento profundamente unida y conectada… Eso deberíamos sentir los habitantes de la superficie de este planeta, porq la unión con nuestro soporte vital, es parte de nuestro aprendizaje, pero…nos separan de ella, siempre abusando y utilizándola y pocas veces amándola como se merece.

Urano, Urano en Tauro viene en su ayuda, todo cuando Plutón y Saturno está propiciando, nos lleva a una vuelta hacia ella, Urano en un signo de tierra, de supervivencia vital, nos ayuda a verla en su auténtica dimensión, sin ella, sin nuestra amada Tierra, no hay vida. Este sistema que ahora se desmorona, nos empujó hacia las ciudades como se empuja al ganado al corral. Nos confundieron con muchas aparentes mejoras, algunas lo eran otras no. Ya durante las guerras se demostró que la gente que vivía en armonía con la tierra fueron los que mejor sobrevivieron…

En las ciudades el control es total, la vida se vuelve mucho más compleja y dependemos de todo lo que viene de fuera. En las ciudades. Nos confundieron porque el sistema se retroalimenta de sus propias mentiras y crea necesidades y comportamientos sociales antinaturales.

¿Era necesario? De algún modo sí, porque rompió con la asfixia de los pueblos, con el poder castrante en todo sentido de la religión, lo que me lleva a ver y comprender que el cielo se sirve de la oscuridad, aunque ella ni se entere, para llevarnos a la luz. ¿Es difícil entender? No lo creo, es solo que cada consciencia ve y comprende hasta donde le da el estado de la misma.

En el principio de esta Era, se escribió un libro que hablaba del final de la misma y el evangelio según San Juan habló claramente del final no solo de una Era, sino de esta civilización que se inició mucho antes, por eso este tiempo, este momento es tan importante…

La palabra Apocalipsis significa Revelación… Es tiempo de la revelación, del descubrimiento de qué va esto de existir, ¿qué es esto de la vida en verdad, ¿qué somos, quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos…Alguien se lo pregunta con todo este maremágnum de acontecimientos?... gran parte de cada pregunta ya la tengo resuelta en cuanto a mi y en gran parte en cuando a participante de un momento extraordinario a nivel evolutivo, un momento en el que está implicado todo nuestro sistema solar. Estamos entrando un uno de los brazos de luz más potentes en la espiral que forma nuestra galaxia, conectándonos directamente con su Sol central, la andanada de luz es tal que nada puede quedar igual y todo debe crecer a la luz de esa fuerza que emana dicho Sol.

Los científicos que miran al cielo, los astrónomos, no cuentan que todo el sistema solar está brillando más que nunca, Venus brilla mucho más, todos los planetas están recibiendo esa misma Luz y ese brazo de la espiral está llevándonos a la Era de Acuario.

Precisamente Saturno y Júpiter empiezan su periplo juntos, coincidiendo con el  solsticio de invierno en el 0 grados de Acuario, dando así la entrada a una Era que lleva solapándose con la anterior desde hace muchos años…  Pero, el día tenía que llegar y los que estamos presente en este plano físico somos testigos del gran cambio….

Nunca, ningún cambio llega de la mano de la paz y sin grandes movimientos… Todos estos seres abyectos que tienen planes para todos y para el planeta, no tienen la consciencia de que una fuerza infinita, omnisciente, omnipotente, omnipresente e incontestable, tiene sus planes para este fin de los tiempos… Los viejos tiempos con sus viejas formulas desaparecerán, habrá luchas, desesperación, muchos nos iremos, otros seremos la semilla de lo porvenir… 

No será fácil, nunca lo fue, cada uno luche según le indique su motor interno, unos con manifestación frontal, otros abrazando sistemas paralelos que son ya imparables y que desplazaran al que ahora nos asfixia, cada uno debe hacer lo que le nazca aunque veamos a nuestro alrededor que cada cual nos quiere en su causa, cada uno haga lo que su corazón le dicte, el empoderamiento de ser libre de abordar estos momentos como cada uno lo entienda es fundamental porq creará parte de la semilla de la nueva era que pedirá que cada cual sea su propia fuerza, tenga su propia conexión con la luz y con el nuevo mundo. 

Hay que conectarse con uno mismo, descubrirse, no olvidar que somos seres individuales, que, autorrealizados, aportaremos muchísimo más al colectivo, al contrario que con Piscis, no hay que perderse en medio de la masa con miedo de ser uno mismo, hay que tener un sano ego y percepción y sacar todo el potencial humano y divino que somos para participar de pleno derecho en el tiempo que viene…

La transición tardará muchos años en darse, puede que muchos no la veamos con el cuerpo que habitamos, pero estemos donde estemos, renacidos o desde nuestro autentico hogar, podremos ver cómo la Tierra, nuestro amado planeta se llena de almas que corresponden a su nueva frecuencia vibratoria, que vivirán en armonía y será por fin ese paraíso que todos, en lo más profundo, hemos anhelado siempre.

Por último, de momento, se vienen meses muy complicados, Marte retrogrado en Aries hasta enero no es poca cosa porq es un disparador de acción y cada ser individualmente va a saltar de su asiento, será una época más caótica aún de lo que estamos viviendo, van a intentar llevarnos o nos están llevando hasta el espasmo precisamente para poder sacar las fuerzas represoras, para tener la excusa que están buscando y querer perpetuar el terror, eso por todo el planeta, pero como os digo, esos son sus planes, veremos qué pasa y qué hacemos cada uno.

A nivel de supervivencia la última conjunción de Plutón/ Júpiter de la que fui hablando en otro post se da el 13 de noviembre, esos meses de otoño serán un punto de inflexión de la tónica que imperará en los próximos años antes de que intervenga la naturaleza que es la autentica fuerza más poderosa que existe…nosotros también somos parte de esa naturaleza, honrémosla, aunque sea en el silencia de nuestro corazón, ella nos oirá…

Si os dicen, esto está perdido, no lo creáis porq quien estará perdido es quien caiga en esa frecuencia, mantengamos nuestro centro en paz, aunque para ello tengamos que echar mano de una fe que hemos olvidado ya qué es… No estamos solos, el universo pulula de luz y nuestras almas lo saben, esto es un proceso de despertar y de crecimiento, está alumbrándose una nueva era, más aún un nuevo tiempo y como cualquier parto no será fácil, pero será… no lo dudéis…

Mucha luz, mucha fuerza a todos, y nos vemos en el camino….

Vuestra en la Luz

Enri


No hay comentarios: